Última actividad

Pedro Javier ha publicado un vídeo

La primavera no lo sabía...

(Vídeo homenaje a Italia España ) Voz: Nuria Rubio https://www.instagram.com/nuriarubio.lz/ - La poesía nos salva Autora: Irene Vella Música: https://www.you...
21 Mar
Cielito es ahora amigo/a de EPOPTEIA, Armando Arzalluz Carratalá y Fundación BLANCAMA
13 Dic 2019
Cielito ha actualizado su perfil
13 Dic 2019
Entradas de blog publicadas por Fundación BLANCAMA
16 May 2019
Fundación BLANCAMA ha actualizado un evento
Versión reducida

Curso de Hipnosis y Regresiones en Madrid en Madrid

octubre 26, 2019 a las 9:30am a octubre 27, 2019 a las 7:30pm
Nivel CeroLos participantes podrán experimentar diversas técnicas de hipnosis, pudiendo solventar problemas personales, siendo así un   además de muy didáctico. En el nivel cero, no se requieren conocimientos previos y se aprenderán diversas técnicas de  así como su aplicación en regreiones. También esta destinado a entrar en contacto con las técnicas que se desarrollaran más…Ver más
23 Abr 2019
Fundación BLANCAMA ha actualizado un evento
Versión reducida

Método Bates en Madrid con Maurizio Cagnoli en Madrid

septiembre 28, 2019 a las 9:30am a septiembre 29, 2019 a las 3pm
La Visión NaturalLa reeducación visual es un método natural que permite la mejora de la visión a través de la relajación, el movimiento y un cambio de hábitos visuales.Se entrenan los ojos para ver bien de nuevo de una forma agradable y placentera. No es algo complicado, está al alcance de todos. Se trata de un cambio de costumbres y de conciencia. Todos podemos tener una buena vista.Es efectiva paraMiopía - Globo ocular alargado y tensión excesiva del cristalino: se ve mal de…Ver más
19 Abr 2019

Los mayas, más viejos y sabios, 
cuentan que los espíritus crearon 
todas las cosas de la Tierra.

Y a cada animal, a cada árbol 
y a cada piedra le encargaron un trabajo.

Pero, cuando ya habían terminado, 
notaron que no había nadie encargado 
de llevar los deseos 
y los pensamientos de un lado a otro.

Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, 
tomaron una piedra de jade y tallaron una flecha.

Era una flecha muy chiquita.

Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella 
y la flechita salió volando. Ya no era una flechita, 
porque estaba viva.

Los dioses, habían hecho un colibrí.

Era tan frágil y tan ligero el colibrí 
que podía acercarse a las flores 
más delicadas sin mover uno solo de sus pétalos.

Sus plumas brillaban bajo el sol como 
gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.

Entonces los hombres trataron de atrapar 
al pájaro precioso para adornarse con sus plumitas.

Los espíritus se enojaron y ordenaron:

“si alguien lo atrapa, el colibrí morirá”.

Por eso, nunca nadie ha visto un colibrí en una jaula 
ni en la mano de un hombre.

Si un colibrí vuela alrededor de tu cabeza, 
no lo toques.

El tomará tu deseo y lo llevará a los otros;
piensa bien y desea cosas buenas para todos.

Los mayas, más viejos y sabios, cuentan que los espíritus crearon todas las cosas de la Tierra. Y a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero, cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar los deseos y los pensamientos de un lado a otro. Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y tallaron una flecha. Era una flecha muy chiquita. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la flechita salió volando. Ya no era una flechita, porque estaba viva. Los dioses, habían hecho un colibrí. Era tan frágil y tan ligero el colibrí que podía acercarse a las flores más delicadas sin mover uno solo de sus pétalos. Sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores. Entonces los hombres trataron de atrapar al pájaro precioso para adornarse con sus plumitas. Los espíritus se enojaron y ordenaron: “si alguien lo atrapa, el colibrí morirá”. Por eso, nunca nadie ha visto un colibrí en una jaula ni en la mano de un hombre. Si un colibrí vuela alrededor de tu cabeza, no lo toques. El tomará tu deseo y lo llevará a los otros; piensa bien y desea cosas buenas para todos.

Visitas: 91

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Aquí Y Ahora para añadir comentarios!

Participar en Aquí Y Ahora

Comentario por Pedro Javier el enero 29, 2014 a las 12:50pm

Preciosas ambas historias, gracias por compartirlas.

Colibri, me viene que la palabra podría significar. CO-LIBRE , el prefijo CO, siginifica  unión, compañia y el alegre pajarito vendría a recordarnos que todos somos libres, que nos unamos para ser LIBRES.

ahi queda eso.

Comentario por Vicente el enero 29, 2014 a las 11:55am

Gracias Maite. Uno de mis maestros, un físico francés (Francis Lucille), me dijo que solamente (o casi) te aparecen los milagros cuando estás abierto a esa posiblidad, cuando tu mente es suficientemente científica para liberarse de los conceptos que nos han metido en la cabeza y explorar libremente. Permitir. Cuando se vive conscientemente todo puede suceder, porque estás conecta@ con el Todo. En las enseñanzas de la India se dice que Atman es igual a Brahman (el Todo), por tanto si se elimina esa barrera mental que nos hace creer en nuestra individualidad y finitud... 

Comentario por Maite el enero 29, 2014 a las 11:43am

Bienvenido Vicente a este espacio , por en momento, virtual, del que solo conozco de manera corpórea a 6 de sus miembros. quizá poco a poco nos podamos reconocer en persona.

Un placer leer la historia, siempre la realidad supera la ficción. 

Precisamente por la magnitud de lo mágico que se mueve en ella; y la terrible dificultad de la mente para reconocerla sin expulsarla con juicios y vagas lecturas.

Un abrazo y buen día para tod@s.

Comentario por GEMA GARCIA el enero 29, 2014 a las 10:55am

Gracias por compartir esta maravillosa historia.

Comentario por Vicente el enero 28, 2014 a las 10:33pm

Hola Maite. Soy Vicente y acabo de ser aceptado entre vosotros. He leído tu escrito sobre el colibrí y quiero comentarte algo. Lo que te voy a contar de un colibrí mejicano es mágico pero absolutamente cierto. Lo incluí en mi primera novela publicada con nombre anónimo (se titula "Bhairava, la voz del silencio", es la historia de una chica soltera y con dos hijos que emigra a Barcelona... un viaje iniciático donde va madurando su espíritu. Y uno de sus maestros, además de sufíes, psicoanalistas etc es un brujo (aqui no le llamamos chamán))... Pero me estoy desviando. Aqui va la historia (página 161 de la novela):

Reitero que esta historia es absolutamente real. Cecilia (que es su nombre real) era mi amiga y me permitió contarlo en la novela. Si quieres conocer alguna de sus hazañas deportivas, fue protagonista de algunos episodios de "Al Filo de lo Imposible" de TVE. ¿Te ha gustado?

—Señor —intervino Juan— yo también estuve en México, en Monterrey  y en Chiapas. Y le voy a contar una historia muy hermosa: tengo una amiga, Cecilia, que es una escaladora de elite a nivel internacional. Hace unos tres años abrió en ese país una vía de escalada que nadie había podido subir anteriormente.

Pues verá usted, toda la región montañosa donde se encuentra esa pared está habitada por indios Tarahumaras. Cecilia, pasó dos meses preparando la ascensión y entretanto intimó con ellos. Supo que según sus tradiciones, sus antepasados muertos reencarnan en colibríes, que son espíritus protectores que les ayudan.

Bueno, pues llegó el día y allá se fue Cecilia acompañada por Carlos, un escalador mexicano. Estuvieron quince días de ascensión comiendo y durmiendo colgados de la pared, durante los cuales la televisión y la prensa retransmitían a diario la proeza.

Era una empresa muy arriesgada y hubo momentos de extrema dificultad, de estar al borde de abandonar, pero Cecilia siempre resolvía proseguir. Bueno, pues lo más extraordinario de esta historia es que desde el primer día, y durante toda la ascensión, ¡y fueron dos semanas!, cada amanecer se le presentaba un colibrí, que se mantenía en vuelo a sólo dos o tres metros de distancia de ella y la acompañaba a ratos hasta el anochecer en que desaparecía cuando Cecilia colgaba su hamaca y se introducía en ella para dormir. Únicamente, el último día cuando iban a hacer cumbre y ya no había casi riesgo alguno, el pajarito no asistió a su cita habitual. Extrañamente, justo entonces se desencadenó una fuerte tormenta que Carlos entendió debida a la falta de protección de aquel espíritu alado.

Una vez abajo contaron este hecho extraordinario, pero los indígenas lo consideraron como algo natural. Y, ¿se imagina como decidieron bautizar a la nueva vía? Como Simuchi, que es el nombre con que los indios denominan a los colibríes en su lengua. Señor, me consta que existen cosas que la razón, por ahora, no sabe explicar. Como usted dijo antes, “hay mucho más que lo que se ve”.

 

 

© 2020   Creado por Pedro Javier.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio